Noticias

    Docentes fortalecieron sus competencias digitales para enseñar en entornos educativos virtuales y presenciales

    by Equipo Red docencia digital -

    La docente mexicana Montserrat Alvarado y el educador colombiano Juan Manuel Gómez cursaron ​​los programas formativos de la Red Docencia Digital AP enfocados en competencias digitales, que les permitieron estar preparados para implementar tecnologías en diversas modalidades de aprendizaje.

    Con la llegada de la pandemia la educadora de Artes Visuales Montserrat Alvarado, quien trabajaba en la escuela primaria particular CENDI en la Sierra Fría, en el estado de Aguascalientes enxico, dejó de pasar puesto por puesto revisando los trabajos de sus estudiantes para impartir clases con ayuda de Zoom y WhatsApp. Aunque no se estaban viendo de forma presencial como solían hacerlo antes del Covid-19, la clase fluía.


    Si bien no ha sido sencillo enseñar durante este periodo -pasando de la total virtualidad al formato mixto y ahora con varias instituciones educativas en la presencialidad - educadoras y educadores debieron desarrollar competencias digitales o fortalecer las que tenían. Fue una tarea que a más de alguien tomó por sorpresa. Montserrat, por ejemplo, que tenía alumnas y alumnos de 6 a 12 años, descubrió en los tres cursos que tomó de Red Docencia Digital AP (Trabajo Colaborativo, Retroalimentación Efectiva y Evaluación Formativa) nuevas aplicaciones, además de aprender a sacar provecho de plataformas como Classroom.

    “Quería fortalecer mis competencias digitales, porque empecé a trabajar cuando comenzó la pandemia, pero no sabía muchas cosas sobremo mejorar las clases. Me sorprendieron algunas aplicaciones y páginas que no sabía que existían y pueden ayudar a que los alumnos hagan otras cosas y así la clase no sea monótona”, indica Montserrat.

    El curso Trabajo Colaborativo para Ambientes Digitales le llamó particularmente la atención a la docente mexicana, quien explica que si bien sus estudiantes necesitan trabajar en grupo, muchas veces mientras hacía clases virtuales algunos querían trabajar solos. Fue así que para fomentar el trabajo en equipo, usó el programa Paint para que el alumnado trabajara en equipo. 

    Y resultó ser tan positiva la apuesta tecnológica, que un estudiante que egresó de sexto de primaria se compró una tablet para hacer ilustraciones. Si uno los motiva y hace que se sientan bien, aunque sea en línea, les ayuda bastante, agrega la educadora de Artes Visuales.

    Empatía y contexto

    Montserrat también llevó a cabo el curso Retroalimentación Efectiva en Ambientes Digitales, el cual le permitió entender mucho mejor cómo acercarse a las y los estudiantes para darles feedback sin que sintieran incomodidad. Aprendí a usar Zoom y a hacer retroalimentación de manera empática al finalizar la clase por esa vía, dice Montserrat.

    Al igual que ella, Juan Manuel Gómez, educador de Ciencias Sociales para niños de entre 11 a los 16 años en la institución Etnoeducativa Técnica Eusebio Séptimo Mari del municipio de Manaure, en La Guajira, Colombia, también cursó este programa como una instancia de actualización.


    Siempre se está haciendo valoración de lo que están haciendo los y las estudiantes. Me llamó la atención el que el mismo estudiantado valore su rendimiento mediante una rúbrica”, señala Juan Manuel.

    En su caso, durante la pandemia sus estudiantes debían recoger cada 15 días guías para hacerlas en sus casas. Al regreso a las aulas, en 2022, la motivación volvió y con ello Juan Manuel pudo aplicar algunas tecnologías aprendidas, aunque eso sí con el impedimento de una fallida conectividad y escasos dispositivos móviles, ya pocos tienen un smartphone. Se trata de niños y niñas que provienen de comunidades indígenas y poco a poco se han ido familiarizando con la tecnología.

    En este momento se usa Power Point y Word, con estos programas ellos se encargan de hacer sus presentaciones, dice el docente de Colombia. Es más, muestra de esto es que las y los jóvenes de último año, con 16 años, al concluir el ciclo hicieron un trabajo usando Power Point en que presentaron la historia de su barrio.

    Sin dudas que el contexto es clave en el ámbito educativo. No es lo mismo hacer clases en el desierto, las montañas o en la ciudad. Hay que mirar las necesidades e intereses de los estudiantes, señala Juan Manuel, quien añade que las clases las desarrollo partiendo por la información que ellos manejan, de lo particular a lo general”.

    Monserrat también cursó el programa Evaluación Formativa en Ambientes Digitalesdonde aplicó lo aprendido a través de ciertas prácticas, usando Excel y links a videos de YouTube.

    Tanto Juan Manuel como Montserrat no temieron a la tecnología, sino que la aprovecharon al máximo para innovar en sus clases y aplicar conocimientos en entornos virtuales y también en la presencialidad.

    Para Juan Manuel, este tipo de cursos son necesarios para estar al tanto de herramientas digitales, porque muchas veces las y los estudiantes tienen acceso a la información mediante un solo clic y el docente no se puede quedar atrás en el campo de la tecnologías y comunicaciones, debe estar informado y capacitado”.

    A su vez, Montserrat asegura que es muy importante saber usar la tecnología en la clase, hay que entender de qué manera trabajar y atender a los estudiantes. No solo se puede enseñar físicamente. Antes uno pensaba que todo debía ser físicamente, pero sí se puede de otra manera, se puede enseñar de forma virtual para apoyarlos y conocerlos y que aprendan muy bien”.


    Attachment articulo-ap-02.jpg

    ¿Por qué es relevante la ciudadanía digital en la docencia?

    by Equipo Red docencia digital -

    El uso masivo de redes sociales y aplicaciones en teléfonos inteligentes ha llevado a niñas, niños y adolescentes y también a adultos a relacionarse en un mundo digital, que exige el desarrollo de competencias que van más allá de la alfabetización, como por ejemplo, conocer la huella digital y comprender la no neutralidad de la información que existe en internet. La buena noticia es que podrás aprender esto y mucho más en los nuevos cursos de ciudadanía digital disponibles en nuestra plataforma.

    No es extraño ver que niñas y niños de apenas cuatro, cinco o seis años sostengan un smartphone para jugar. En unos cortos años más, lo harán para comunicarse mediante WhatsApp o para ver videos en TikTok o YouTube. Lo cierto, es que la tecnología hace bastante tiempo que tocó a la puerta de la infancia y adolescencia, de la mano de un mayor acceso al internet y a variados dispositivos móviles.

    Sin embargo, la democratización de la tecnología trae consigo una serie de retos, como las brechas de acceso a internet o el uso de las herramientas digitales, que revelan la existencia de importantes desigualdades digitales en América Latina.

    Por esta razón, se busca que las instituciones educativas puedan intervenir y apostar por educar al estudiantado en el concepto de ciudadanía digital que, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), consiste en un conjunto de competencias que permite a las personas acceder, comprender, analizar y utilizar el entorno digital, de manera crítica, ética y creativa.

    A nivel general, es necesario que las y los ciudadanos puedan desenvolverse en entornos digitales para que sean capaces de configurar sus identidades, además de analizar información, comprender las lógicas de las tecnologías digitales y su no neutralidad, junto con entender el alcance y la construcción de una huella digital, entre otros elementos.

    Es así como el tema de ciudadanía digital se ha instalado con fuerza por estos días en el ámbito educativo debido a la importancia de la alfabetización digital y el uso responsable de los medios digitales.

    Ciudadanía digital en comunidad

    No por nada, hoy se habla de la proliferación de noticias falsas o una mayor exposición de niños y niñas en internet, con los riesgos asociados que esto conlleva. Por lo mismo, es importante que las y los docentes comprendan el papel y la lógica de los medios tecnológicos y orienten a sus estudiantes sobre cómo usar de forma responsable internet y desenvolverse positivamente en este medio.

    Hay una rdida de coordenadas en los referentes familiares relacionadas a cómo oriento y logro que haya un desarrollo potencial y un cuidado del uso de los medios digitales. Se espera que los referentes familiares puedan apropiarse de ese entorno digital, señala Pablo Pagés, jefe de Desarrollo en Centros Educativos en Plan Ceibal.


    En consecuencia, Pagés propone que la integración de la ciudadanía digital a nivel educacional sea un proceso muy participativo y de múltiples organizaciones, no solo las vinculadas a la educación. Por esto, ese esfuerzo debe ser muy colaborativo a nivel institucional, de organizaciones ligadas al territorio, porque el abordaje tiene que ser común, de lo contrario no tendrá impacto. Y esto se va construyendo muy de a poco, subraya.

    Porque, a la hora de analizar el contexto latinoamericano, Pagés aclara que pese a las múltiples iniciativas y cada vez más a nivel regional que hacen un abordaje del tema de ciudadanía digital, lo que está al debe es que esas acciones formen parte de sistemas organizados, de no solo formación docente, sino que de nuevas currículas que se están trabajando .

    Entonces, es clave que las y los educadores puedan despertar el saber crítico del estudiantado para que niñas, niños y adolescentes tomen conciencia sobre cómo se relacionan y de qué manera funcionan los medios digitales. Para que puedan, por ejemplo, buscar y compartir información en internet, discriminar contenidos o hacer que su perfil de usuario en plataformas sociales sean privadas. Y junto con esto, evitar exponerse a peligros asociados al mal uso de internet.

    De acuerdo al especialista, además hay una serie de tareas por hacer, como que estos temas pasen a políticas de Estado, que se piense en cómo impactar en los contenidos curriculares, se generen campañas de bien público que estén relacionadas con la materia y que haya instancias de participación de los docentes para poder poner en diálogo y al centro de la escena el cómo promover el ejercicio de esa ciudadanía.

    Programas formativos

    Conscientes de esta necesidad, en Red Docencia Digital AP inauguramos tres nuevos cursos que tienen como eje central el tema Educación para la Ciudadanía Digital del siglo XXI”, los que estarán disponibles en nuestra plataforma durante todo el año.

    De esta forma, las y los docentes podrán formarse en Comunicación, responsabilidad y seguridad en ambientes digitales”, “Pensamiento crítico y reflexivo en ambientes digitales” y “Uso creativo y participativo de las herramientas digitales en el siglo XXI.

    Así, maestras  y maestros de Chile, Colombia, México y Perú podrán contribuir a darle voz al estudiantado latinoamericano para ser capaz de dialogar sobre este tema, creando en conjunto conocimiento, fomentando la reflexión y la crítica con relación a los medios de comunicación digital.


    Attachment ciudadania.jpg

    Docentes de Alianza del Pacífico valoran programas formativos de la Red Docencia Digital AP e invitan a colegas a inscribirse en los cursos

    by Equipo Red docencia digital -

    Desde su estreno en mayo, a la fecha se han capacitado más de 1.800 docentes de Chile, Colombia, México y Perú, en nuestros cursos gratuitos.

    Evelyn Torres y Alejandra Castillo son profesoras en México, mientras que Romina Jara es docente en Chile. Las tres se desempeñan en distintos contextos educativos, cuentan con una variada trayectoria laboral y concluyeron exitosamente los programas formativos de la Red Docencia Digital AP. Quisimos conocer su experiencia aplicando sus nuevos conocimientos en herramientas digitales y descubrimos que estas les han permitido motivar a sus estudiantes y colegas con el proceso de aprendizaje. 

    Motivar el aprendizaje

    Evelyn Torres es Licenciada en Educación Secundaria con especialidad en Biología. Vive en la alcaldía Milpa Alta, una zona rural de la Ciudad de México, sector con bajo acceso a internet.  Durante 2021 realizó su práctica profesional en la Escuela Secundaria N°82 Abraham Lincoln, donde impartió clases a adolescentes entre 12 a 14 años, quienes en su mayoría no cuentan con computadores o dispositivos móviles personales. En esa ocasión conoció de manera inicial algunas TIC para colaborar, específicamente Google Classroom y Google Form.

    Este año —mientras postula a una plaza definitiva en una institución educativa—, decidió tomar el programa formativo Trabajo Colaborativo en Ambientes Digitales de la Red Docencia Digital AP. Para ella, es fundamental lograr que sus futuros estudiantes se desenvuelvan con confianza a la hora de usar las TIC, ya que, a su juicio, son herramientas propias del mundo actual que les toca vivir.

    “Mediante los videos que están dentro del curso aprendí un concepto muy relevante: no es lo mismo cooperación que colaboración. Cooperación significa unir entre todos las ideas de una sola persona, mientras que la colaboración es llegar a una sola idea mediante acuerdos. Además, aprendí una nueva herramienta que sirve para hacer cómics y conocí plataformas para trabajar a distancia, porque se daban ejemplos de plataformas que se usaron con chicos durante la pandemia (cuando había clases a distancia)”, señala Evelyn.

    Esta docente está convencida de que las TIC motivan el aprendizaje: “No todo puede ser libreta o papel, deben aprender a estar en la computadora, a navegar y a perderle el miedo. El curso que tomé fue la chispa que me llevó a darle práctica a las herramientas digitales. Cuando entre a trabajar me voy a enfrentar a niños que en dos años no tuvieron un maestro que los ayudara con la computadora, mi trabajo será motivarlos con esto. Quiero transmitirles que ahora que estamos de regreso en la sala luego de dos años de pandemia no nos vamos a dar por vencidos ¡hay que echarle ganas!”, expresa.

    Evelyn Torres

    Una retroalimentación que enseña

    Alejandra Castillo es supervisora de Educación Básica para adultos de la Secretaría de Educación del Estado de Yucatán, un sector urbano de México con acceso a TIC e internet. Su rol consiste en asesoramiento técnico- pedagógico y administrativo con los directivos y docentes de su zona, siendo enlace de la documentación requerida por la Secretaría.

    La necesidad de contar con nuevas herramientas para entregar feedback a las y los docentes que supervisa, la llevaron a tomar el curso Retroalimentación Efectiva en Ambientes Digitales. “Para poder asesorar u orientar a los maestros, es necesario saber de retroalimentación. Y en la actualidad con la pandemia de COVID, todos nos vimos en la necesidad de enseñar de forma digital y con pocas competencias para diseñar e implementar estrategias pedagógicas y retroalimentación a los alumnos. En mi contexto educativo, se le da poca importancia a la enseñanza digital, pero considero que ya llegó para quedarse y tenemos que saber cómo sacarle provecho”, afirma.

    En relación con los principales aprendizajes que obtuvo en el curso, rescata la importancia de recopilar información sobre el proceso de aprendizaje de las y los estudiantes para poder retroalimentarles de forma adecuada. Asimismo, sostiene que un maestro que es capaz de motivar a través de la retroalimentación efectiva en contextos digitales está impactando positivamente en el aprendizaje de sus estudiantes: “Una buena retroalimentación impacta en la motivación del alumno para seguir aprendiendo, le enseña a aprender a aprender. Incluso pienso, que le hace más fácil el aprendizaje al estudiante”, agrega la docente.

    Alejandra Castillo

    Cambio de switch 

    Romina Jara es profesora de Biología y Ciencias Naturales en el Colegio Santa María de la Ligua, ubicado en la región de Valparaíso de Chile. Posee siete años de experiencia pedagógica, enseñando a alumnas de 1° a 4° medio (desde 14 a 18 años), en un sector con acceso a internet, computadores y dispositivos móviles.

    Relata que conoció los cursos de la Red Docencia Digital AP gracias a un correo informativo enviado por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Ministerio de Educación de Chile y que de inmediato sintió interés por inscribirse. De este modo, realizó el test diagnóstico de competencias digitales, siguió las instrucciones y se matriculó en los tres cursos que actualmente están disponibles en la plataforma: Trabajo Colaborativo en Ambientes Digitales; Retroalimentación Efectiva en Ambientes Digitales y Evaluación Formativa en Ambientes Digitales.

    “El que ahora tenga más herramientas y me encuentre más capacitada, favorece a las y los estudiantes, en el sentido de que estoy más preparada, tengo una formación correcta y trato de minimizar los errores. Mis estudiantes se dan cuenta de que hay un cambio de switch, no es lo mismo de antes, este año se han dado cuenta de que tengo otra forma de retroalimentar, de enseñar, de aplicar más herramientas digitales que antes no ocupaba. Ahora no solo uso el Power Point, utilizo aplicaciones 3D que llaman más la atención para enseñar la asignatura de biología, mis estudiantes se sienten más motivadas, se involucran más porque el proceso de aprendizaje está contextualizado a sus intereses”, relata con orgullo.

    Entonces, ¿son necesarios estos cursos? Para Romina, son muy necesarios porque entregan herramientas que gran parte de las y los profesores desconoce y que distan del conocimiento general: “En estos cursos aprendí a usar herramientas digitales en determinados contextos pedagógicos.  Me gustaría tomar más cursos de la Red Docencia Digital AP, valoro que en los foros que tiene cada programa pude conocer la experiencia de colegas de otros países, esto me permitió darme cuenta de que a pesar de que estamos en distintos países el aplicar estas herramientas a todos se nos facilitaba mucho la planificación de las clases. ¡Es increíble la conexión que hay a nivel de pedagogía! El compartir estas experiencias, el saber que no solo yo me sentía ignorante frente a las herramientas digitales, fue reconfortante. Estos cursos de verdad sirven y son transversales”, asegura.

    Romina Jara


    Attachment articulo julio.png
    Older topics...